Nos vamos de compras

Presentamos en esta edición los resultados de la segunda Ola del SmartBus, el primer proyecto regional que se realiza de forma online, en simultáneo en 8 países en Caribe y Centro América (CCA). Esta vez nos concentramos en algunos mitos e ideas relacionadas al proceso de compra.

Nos vamos de compras

Me gusta ir a comprar!

Presentamos en esta edición los resultados de la segunda Ola del SmartBus, el primer proyecto regional que se realiza de forma online, en simultáneo en 8 países en Caribe y Centro América. Esta vez nos concentramos en algunos mitos e ideas relacionadas al proceso de compra. Y fue definitivamente interesante comprobar que hay muchas coincidencias en la región.

¿A quién no le gusta irse de compras?. Pues empezamos confirmando una premisa que intuíamos de forma empírica, probablemente por lo que vemos regularmente en nuestro entorno. Efectivamente, son 4 de cada 5 los que afirman que salir de compras es algo agradable, destacando en la región los panameños y los nicaragüenses. Muy cerca de ellos encontramos a los salvadoreños y a los guatemaltecos. Profundizando algo más en los resultados, confirmamos científicamente otra premisa universal: a las mujeres les gusta comprar más que a los hombres (86 vs 80%, que no es poco). Y en este renglón, nuevamente nos encontramos con sólidas diferencias entre las mujeres, tanto en Nicaragua (94%) como en Panamá (91%).

El precio… si importa!

Cuando de comprar se trata observamos que existe una buena predisposición hacia lo nuevo, tanto a nivel de marcas como de productos, expresada en el hecho de que a los entrevistados les gusta probar nuevas marcas (74%) y también nuevos productos (87%). Y definitivamente, las preferencias trascienden las marcas, pero no tanto el precio, premisas que se confirman con el hecho que 75% concuerda con que si le gusta algo no importa la marca, pero solamente el 55% se muestra de acuerdo con que si le gusta algo, no importa el precio. O dicho de otra forma: el precio si importa!.

¿Y qué sucede con la enorme oferta de productos de bajo precio que hoy inundan los mercados?. Podríamos afirmar que las marcas conocidas (a veces las de mayor precio) podrían quedarse tranquilas: registramos que una proporción significativa de los consultados coincide en que lo barato sale caro (78%). Sin embargo, uno de cada tres sostiene que una marca conocida no garantiza la calidad.

Finalmente, destacar que el 74% de los entrevistados mencionó que les encanta tener cosas de última tecnología, siendo esta vez los hombres los que predominan frente a las mujeres (76 vs 70%).