¿Cómo ha cambiado comprar y "comer fuera" durante la pandemia?

Cómo y dónde el mundo compra y come se transformó durante la pandemia de coronavirus. Dado que las órdenes de salud en muchos países han exigido refugiarse en casa y minimizar los viajes no esenciales para frenar la propagación del virus, los consumidores de todo el mundo informan que comen en restaurantes con menos frecuencia (63% en promedio en 28 países) y compran en más de forma online mas a menudo (43%) que antes de la pandemia. Sin embargo, la compra local, ya sea de agricultores y fabricantes locales, negocios locales o restaurantes locales, no ha cambiado en gran medida en comparación con antes de la pandemia.

Apoyando restaurantes locales; los consumidores están comiendo menos afuera pero encargando comida mucho más

Los países que han visto la disminución más significativa en comer fuera son Chile, Perú, México y Argentina, donde más del 80% de los consumidores informan comer en persona en restaurantes de propiedad local con menos frecuencia que antes de la pandemia. Entre los 28 países encuestados, Japón experimentó el menor descenso. Allí, solo el 44% informa comer en persona en restaurantes de propiedad local con menos frecuencia.

A nivel mundial, las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de informar que comen menos fuera (66% frente a 59%). Del mismo modo, las personas de 50 a 74 años (68%) tienen más probabilidades que los consumidores más jóvenes (64% de las personas de 35 a 49 años y 57% de los menores de 35) de informar que comen en restaurantes de propiedad local con menos frecuencia de lo que solían hacerlo.

Paralelamente, se ha producido un cambio hacia la comida para llevar y la entrega a domicilio. A nivel mundial, el 23% de los consumidores informa que consumen comidas para llevar y entregadas a domicilio en restaurantes de propiedad local con más frecuencia, y un 45% con tanta frecuencia como lo hacían antes de la pandemia.

Las regiones y naciones donde una mayor proporción de consumidores informa comer fuera en persona en restaurantes pequeños o de propiedad local con menos frecuencia tienden a mostrar porcentajes más altos que el promedio de personas que ahora obtienen comida para llevar o entrega a domicilio con más frecuencia.

Esto sugiere que si bien la cena en persona no es una opción, muchos siguen apoyando a los restaurantes locales a través de comida para llevar o la entrega de comidas.

Esta tendencia es evidente en América Latina y América del Norte, donde el 30% y el 27%, respectivamente, dicen que están pidiendo comida para llevar o entregas a domicilio con más frecuencia que antes de la pandemia. Sin embargo, América Latina también ha experimentado un aumento en el número de personas que informan hacer menos pedidos ahora que antes de la pandemia (38%). América Latina ocupa el segundo lugar detrás de la región de Medio Oriente-África (48%) en el número de personas que informan pedir comida para llevar con menos frecuencia.

Entre los países individuales, Japón se destaca nuevamente por tener la mayor proporción de consumidores que informan que no han cambiado sus hábitos de comida para llevar y de entrega a domicilio (72%), muy por encima del promedio mundial del 45%. Hungría ocupa el segundo lugar con un 61%.

Apoyando comercios locales; los ciudadanos no reportam grandes cambios en como cuán seguido compran en su barrio.

A nivel mundial, muchos consumidores (58%) no informan cambios en lo que respecta a la frecuencia con la que compran en persona en empresas pequeñas o de propiedad local. La frecuencia con la que los consumidores compran productos de origen local no ha cambiado en gran medida a nivel mundial, y el 61% dice que compran productos de agricultores o fabricantes locales con tanta frecuencia como antes de la pandemia.

Japón muestra la mayor proporción de consumidores que dicen que la pandemia no ha cambiado la frecuencia con la que visitan las tiendas pequeñas y de propiedad local (78%). En contraste, la mitad de los compradores en Turquía (54%) y Corea del Sur (50%) informan una disminución en la frecuencia de compras en persona en negocios locales, en comparación con un promedio global del 30%.

Los compradores en India (35%), Perú (33%) y Colombia (31%) son más propensos a informar un aumento en la frecuencia de compra de productos de agricultores y fabricantes locales, en comparación con solo el 5% en Japón. Los consumidores de Arabia Saudita (38%) y Argentina (32%) tienen más probabilidades de informar que compran menos productos de origen local.

Menos de la mitad a nivel mundial dice que compra en línea con más frecuencia (43%). Quizás como era de esperar, a nivel mundial, los consumidores de ingresos altos (49%) tienen más probabilidades de informar que han comprado en línea con más frecuencia desde el inicio de la pandemia que los consumidores de ingresos más bajos (37%). El acceso y la disponibilidad de métodos de pago para compras en línea pueden haber sido un factor que contribuyó a esta disparidad.

América del Norte lidera el aumento global en la frecuencia de las compras en línea, y la mitad de los consumidores de esta región informan comprar en línea con más frecuencia. América Latina muestra el segundo porcentaje más alto de consumidores que informan un aumento en las compras en línea (46%), pero también el porcentaje más alto de aquellos que informan una disminución (25%), lo que indica que los hábitos han cambiado drásticamente en la región, pero no todos en la misma dirección. 

Consumidor & Cliente