Día de la Tierra 2019

Agotamiento de los recursos naturales uno de los temas ambientales que más preocupa a los chilenos

Chile es el segundo país a nivel mundial en considerar el agotamiento de los recursos naturales como uno de los principales problemas ambientales a los que los líderes locales deberían poner más atención.
Así lo establece el estudio Ipsos  Día de la Tierra,  19.519 entrevistas hechas en 27 países a través del Panel Online Ipsos en Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, China, Colombia, Francia, Alemania, Hungría, India, Italia, Japón, Malasia, México. Perú, Polonia, Rusia, Arabia Saudita, Serbia, Sudáfrica, Corea del Sur, España, Suecia, Turquía, Gran Bretaña y Estados Unidos. “En el mundo, las personas están cada vez más preocupadas sobre temas ambientales y creen más en la eficacia de las acciones de los gobiernos. También están más dispuestas a tomar acciones personales para ayudar a resolver estos problemas. Pero están menos dispuestos a asignar responsabilidades para encontrar soluciones que el año pasado”, explica Alejandra Ojeda, gerenta de estudios públicos de Ipsos Chile.
El calentamiento global, la contaminación del aire, el tratamiento de los residuos, la contaminación del agua, la deforestación, el agotamiento de los recursos naturales, las fuentes de energía y suministros futuros, sobreenvasado de productos, entre otros son percibidos como los principales problemas ambientales. 
El estudio también aborda la preocupación en el mundo respecto al reciclaje y también pregunta qué tipo de políticas públicas se deberían implementar para atajar estos problemas. Desde aumentar la inversión pública para mejorar productos reciclables, hasta multas a personas que no reciclen, pasando por impuestos a las tiendas que tienen productos no reciclables, como a los propios productos. Chile es el quinto país que más se inclina a pagar más impuestos a fin de ayudar al gobierno a invertir en instalaciones de reciclaje. 
Los chilenos también tienen a responsabilizar más a los consumidores como agentes para desincentivar la generación de productos con empaques innecesarios. La lógica es que tendrían que elegir comprar a vendedores responsables y de esta manera incentivar a los productores a disminuir su producción de empaques innecesarios.
Descarga el estudio completo aquí.