Buscando un escape: las personas más jóvenes tienen más probabilidades de decir que los costos de entretenimiento aumentaron desde COVID-19

Una cuarta parte de las personas en todo el mundo dicen que están gastando más en productos electrónicos, libros y películas.

Spendings on electronics, books and movies | Gaming | Covid-19 | Ipsos

En la última semana, Comcast Corp. se convirtió en el más reciente medio de comunicación que ha ingresado a la guerra de streaming con el lanzamiento más amplio del servicio Peacock de NBCUniversal; brindándoles a todos los confinados de la pandemia, aún más videos para entretenerse.

Puede sonar como un mercado lleno de actores, solo al nombrar empresas como Netflix, Hulu, Prime Video de Amazon y Disney +. Si te das cuenta, todas ellas al ofrecer servicios de transmisión en línea, están ganando cada vez más dinero a medida que tu pasas más tiempo en casa.

Las ganancias de Netflix, publicadas el jueves, muestran que de abril a junio los ingresos de la compañía aumentaron casi un 25%, lo que equivale a USD $ 6.2 mil millones, mientras que también superó las expectativas, al aumentar en 10.1 millones el número de suscriptores pagos, en el segundo trimestre. Las acciones de Netflix y Amazon han subido más del 50% este año - siguiendo un camino diferente al comportamiento de las acciones de otras empresas de peso, cuando observados la bolsa de valores en general, cuya recuperación del impacto de COVID-19 ha iniciado a partir de la primera mitad del año.

Entonces, ¿quiénes gastan más dinero en entretenimiento mientras están en casa y en qué país se ubican estas personas?

En una encuesta mundial realizada recientemente, de casi 18,000 personas una cuarta parte en 26 países dicen que el entretenimiento consumido a través de electrónicos, películas y libros ha aumentado de precio desde que comenzó el COVID-19.

Las personas en mercados emergentes como Argentina (45%), México (45%), Turquía (40%), Sudáfrica (33%), Brasil, Chile e India (32%) tienen más probabilidades de estar de acuerdo con esto.

Adicionalmente, los datos muestran que es más probable que los jóvenes digan que el costo del entretenimiento ha aumentado; casi un tercio (30%) de las personas menores de 35 años a nivel mundial opinan así. Por otro lado, al analizar otros públicos, concluimos que una cuarta parte de las personas entre 34 y 49 años comentan que hubo tal incremento, y solo el 18% de las personas entre 50 y 74 años afirmaron este ocurrido.

Most say entertainment costs have risen since Covid-19 | Coronavirus | Ipsos

Gregory Conlon, vicepresidente senior de Ipsos en Los Ángeles, encargado de manejar los clientes de streaming y juegos, indica que es probable que las personas mayores tengan menos probabilidades de decir que los costos de entretenimiento han aumentado, porque todavía son suscriptores de la televisión tradicional como el cable.

"Esto se opone a los servicios digitales, que han sido más rápidos en cambiar sus modelos de negocios durante la pandemia frente a la televisión tradicional, dado que esta última se ha mantenido más o menos igual", dijo Conlon. "Hay nuevas fuentes de entretenimiento disponibles para consumir: un ejemplo sería Premium VOD (Video on Demand), donde varios estudios de cine han promocionado sus películas destinadas a los cines directamente en línea".

El juego impulsa el gasto en entretenimiento

Colin Guldimann, economista del Royal Bank of Canada, está de acuerdo. Él afirma que ha visto un cambio hacia el gasto online, entre sus datos sobre el crédito al consumo, y piensa que la razón por la que parte de los jóvenes presentan un mayor gasto en entretenimiento es porque estos han sido más propensos a modificar su consumo para el medio online .

"Los videojuegos impulsaron el gasto en entretenimiento durante la pandemia, y aunque no podemos identificar el grupo de edad, debido a la agregación en los conjuntos de datos que usamos en este momento, esperaría que las generaciones más jóvenes hayan estado haciendo gran parte de su gasto en juegos", dijo Guldimann, refiriéndose a lo que está pasando en Canadá.

"Las cosas que hemos visto que se han movido a nuestra categoría de gasto en entretenimiento son los softwares y videojuegos y, a principios del verano, fueron el golf y otras ventas deportivas".

De acuerdo con Guldimann, el gasto en electrónicos también ha sido relativamente fuerte, dado que las personas han pasado más tiempo aisladas y buscando cosas la manera de entretenerse en sus hogares.

En mayo, el gigante japonés Nintendo informó un aumento del 41% en las ganancias durante los primeros tres meses del año, cuando muchos países implementaron la cuarentena. Sus acciones  presentaron el precio más alto de los últimos 10 años en junio, debido a la demanda de los consumidores.

Conlon agrega que las empresas que ya ajustaron para ofrecer productos de entretenimiento, tales como streaming y videojuegos, se benefician más de las consecuencias del COVID-19.

"La industria del entretenimiento se ha ajustado rápidamente al asegurarse  que su contenido pueda ingresar al hogar del consumidor", dijo Conlon. "En muchos casos, el contenido se ha difundido en masa para asegurar que llegue al mercado más rápido".

Por más que las tiendas físicas estén reabriendo, Guldimann indica que el gasto en línea por lo general, se ha mantenido más alto, lo que sugiere que las personas se han sentido más cómodas consumiendo de manera online.

Quedarse sin contenido, fatiga de transmisión

Sin embargo, en el caso del streaming, será interesante ver qué sucederá cuando los distribuidores se queden sin contenido novedoso, ya las producciones recientes fueron grabadas antes de COVID-19, según los expertos.

"Durante la pandemia, la producción se ha cerrado en gran medida, por lo que posiblemente veremos algunas nuevas formas interesantes de crear contenido", dijo Conlon.

También existe una creciente sensación de "fatiga de transmisión" entre los consumidores, después de estar meses disfrutando el contenido de streaming en sus hogares.

Las acciones de Netflix cayeron más del 10% en las operaciones fuera del horario comercial el jueves pasado, una hora después de haber publicado sus resultados del segundo trimestre. Esto ocurrió, porque los inversores estaban decepcionados con la proyección de ingresos para el tercer trimestre, los cuales estaban planeados para USD $ 6.4 mil millones - lo que representa una caída que se encuentra por debajo de las expectativas del mercado. El gigante de streaming advirtió que el crecimiento se está desacelerando a medida que los consumidores superan el shock inicial de COVID-19 y las restricciones sociales.

Además de esto, casi tres de cada cinco personas (57%) en todo el mundo dijeron que sus costos de entretenimiento se mantuvieron igual desde que comenzó COVID-19. Las personas en Europa tenían más probabilidades de decir esto, principalmente en Alemania (78%), Suecia (73%) y los Países Bajos (71%).

En otra encuesta de Ipsos, dentro de uno de los mercados de entretenimiento más grandes del mundo: dos de cada cinco estadounidenses (38%) dijeron que estaban viendo la misma cantidad de plataformas de transmisión que antes, mientras que otro 43% dijo que gastaron la misma cantidad de dinero en el servicios en comparación con el 11% que dijeron que gastaron más de lo que normalmente gastarían.

Conlon dijo que parte del comportamiento del gasto en entretenimiento volverá a la normalidad una vez que termine la pandemia, pero parte del comportamiento del consumidor continuará siendo interrumpido.

"Cuando los consumidores reciben una nueva opción y es mejor que una opción anterior, cambia el mercado", dijo Conlon. "Supongo que Premium VOD se reducirá un poco una vez que se vuelvan a abrir los cines, pero seguirá siendo más alto de lo que era antes de la pandemia".

Experiencia del consumidor