Estado Emocional de los Colombianos – Nueva Ola, 3° Edición

En esta tercera edición, a través de la evaluación de productos y servicios, verificamos cuáles son las necesidades principales de las personas en el escenario actual, identificamos cuáles son las actividades que harán los colombianos en el post-confinamiento y cuáles son las entidades que más han velado con el bienestar de los ciudadanos en este tiempo.

Evaluamos la importancia de 50 productos y servicios en este tiempo, de los cuales aquellos que están relacionados con la protección de la salud, la compra de alimentos, de alcohol y geles desinfectantes, las telecomunicaciones y el seguro médico, se encuentran en las primeras posiciones de importancia. Seguro de desempleo, medicamentos y servicios de telecomunicaciones subieron en el ranking siendo en este momento más importantes en los hogares colombianos frente a abril. 

Entre los productos y servicios con una importancia media, se encuentran los digitales y online. Así, en comparación a los resultados encontrados en abril, los pagos de servicios por internet, la adquisición de seguros funerarios, la compra de suplementos nutricionales y el pago de la telefonía celular aumentaron su relevancia. Los productos de lujo, esparcimiento y viajes se mantienen como las categorías de menor relevancia. 

Los hogares colombianos una vez pase la cuarentena buscaran más interacción con amigos y familiares dándole más importancia al tiempo en familia, actividades de disfrute como viajes y hábitos saludables como el ejercicio y la buena alimentación están como prioridades. Todo esto permeará en sus decisiones de gasto futuras y compras.

En la parte de compras, se observa una tendencia a cuidar el dinero y de particular relevancia su apoyo al país a través del apoyo a pequeños empresarios y marcas nacionales. Una tendencia que se ha observado en otros países alrededor del mundo y que contribuirán a la reactivación de nuestro país.  
Importante resaltar que, al haber estado expuestos a tantos cambios, afectaciones laborales, entre otras, la inversión en la educación y en aprendizajes relacionados con nuevas tecnologías en el post-confinamiento serán más relevantes principalmente entre los jóvenes y los NSE bajos. Podemos observar una población que se prepara para una nueva realidad, más retadora tanto desde el punto de vista emocional como económico y que presenta nuevos desafíos para los comercios, las marcas y las entidades educativas. 

Adicionalmente, y como parte del estado emocional de los colombianos, se destacan las alcaldías y sistema de salud como quienes más están velando por el bienestar de todos. Las personas evalúan mejor a los alcaldes de la Zona Central del país, mientras el Gobierno Nacional menos favorecido en Bogotá. En cuanto al sistema de salud son los mayores de 60 años los que más reconocen su papel en este tiempo. En este contexto, los bancos y las empresas privadas aquellos percibidos como que menos han contribuido al bienestar de los colombianos en el periodo de confinamiento, siendo los colombianos muy críticos en este sentido y algo a tener en cuenta por parte de las empresas para sus acciones y estrategias de comunicación.

Descubre más accediendo a nuestra infografía completa.