Cáncer de Colon: Una visita a la farmacia puede salvarte la vida

El 31 de marzo se celebra el día mundial del Cáncer Colorrectal, el último día de todo un mes dedicado a la concienciación sobre este tumor que busca aumentar la notoriedad de las campañas de DETECCIÓN PRECOZ y de PREVENCIÓN.

Cáncer de Colon: Una visita a la farmacia puede salvarte la vida

Autor (es)

  • Eva Ruiz Ipsos Healthcare
Get in touch

El cáncer colorrectal o de colón como comúnmente se conoce, es uno de los más frecuentes en nuestro país y con una incidencia creciente. Si bien, según una encuesta realizada por Ipsos, su notoriedad entre la población general no es tan alta como los tumores de mama, pulmón o el cáncer de piel.

Este dato refuerza la importancia de las campañas de concienciación y de cribado para la detección precoz, ya que éstas tienen un efecto doblemente positivo.

Por un lado, con la realización de una prueba de sangre oculta en heces mediante una simple muestra, se puede encontrar un posible cáncer hasta diez años antes de que se convierta en tumor. Muchas farmacias y centros de salud promueven este cribado dirigido a personas mayores de 50 años, pero su implantación es muy variable en función de la Comunidad Autónoma. Además, muchas personas no son conscientes de la existencia de esas pruebas, no son tan conocidas como la realización de mamografías, por ejemplo. Asimismo, la percepción de riesgo es muy baja, especialmente si no existen síntomas, problemas intestinales o antecedentes familiares, mucha gente no se plantea hacérselas.

Y por otro lado, esta detección precoz, no sólo multiplica las posibilidades de curación hasta en un 90%, sino que permite que el tratamiento sea mucho más sencillo, basado normalmente en cirugía laparoscópica, sin necesidad de tratamientos farmacológicos más tóxicos.

Mi experiencia personal con familiares cercanos me confirma la importancia de estas campañas de cribado. Gracias a una visita casual a la farmacia y haberse realizado el test, les ha permitido detectar tumores en fases muy iniciales que han podido ser extirpados sin muchas más complicaciones.

Personalización de los tratamientos

Los oncólogos del panel de Ipsos también nos comentan frecuentemente que gracias a la detección precoz, los diagnósticos en estadios iniciales con opción a tratamiento curativos han aumentado, y los datos indican que los índices de supervivencia están mejorando. Así mismo, el disponer de un arsenal terapéutico más amplio que permite la personalización de los tratamientos, es clave para conseguir una optimización de los resultados tanto a nivel de eficacia como de calidad de vida, ya no sirve lo de la misma quimioterapia para todos.

Desde hace años la terapia se individualiza a cada paciente, no solo en función de su estado general, sino también de las características de su tumor e incluso de su localización, no es lo mismo que esté en la parte derecha o a la izquierda. Cada vez aparecen nuevos biomarcadores, como KRAS, NRAS, BRAF…, biomarcadores prácticamente desconocidos para la población general según fuentes internas de Ipsos, pero claves en el día de día de los profesionales dedicados a la oncología. La presencia de estos biomarcadores permite la utilización de terapias dirigidas, que además de ser más específicas cuentan con menos efectos tóxicos

La inmunoterapia, el futuro

Nuestros consultores ponen de relieve que el gran avance, y en el que están poniendo más esperanzas, es la inmunoterapia, que permite que sean nuestras defensas las que destruyan las células malignas. En otros tumores, como pulmón, melanoma y renal, estos nuevos tratamientos están dando resultados muy satisfactorios, y en colón, aunque aún no están disponibles, diferentes investigaciones indican que los resultados serán muy prometedores. Como indica uno de nuestros consultores “cada vez estamos más cerca, si no de la curación, de convertirla en una enfermedad crónica, pero no mortal”.

En definitiva, las perspectivas son positivas, pero ¿y si en lugar de confiar en las mejoras del tratamiento cambiamos nuestros hábitos de vida para disminuir la probabilidad de que nos toque? Una dieta equilibrada, baja en calorías, con menos carne roja, más cereales integrales, legumbres, frutas, verduras, menos azúcar, una vida menos sedentaria y más activa, nos ayudarán. ¡No es tan difícil!

Y recuerda, si tienes más de 50 años, no dudes en hacerte las pruebas de cribado, ¡pueden salvarte la vida!

 

Autor (es)

  • Eva Ruiz Ipsos Healthcare