La maternidad tardía es una realidad

Desde Ipsos hemos hablado mucho de la etapa vital FaB (los mayores de 50 años), como una etapa vital aspiracional pero completamente infrarrepresentada en la publicidad y los medios de comunicación y cuando aparecen frecuentemente con estereotipos desfasados y negativos.

Autor (es)

  • Louise Morrisey
Get in touch

En el día de la madre queríamos reflexionar sobre esa mamá FaB.  Cuándo pensamos en una madre de más de 50 ¿Qué nos viene a la cabeza? Pues seguramente uno de esos estereotipos desfasados que vemos en los medios de comunicación de una mujer cuyos hijos ya son adultos e incluso igual ni viven en casa.  ¡Nada más lejos de la realidad! No nos olvidemos que con la maternidad tardía hacia la que estamos evolucionando (la edad media se sitúa en torno a los 33 años y creciendo), muchas veces son madres de niñ@s en edad escolar.

Se habla mucho de los aspectos negativos de la maternidad tardía; Las dificultades para concebir, riesgos en el embarazo, el efecto sobre los hij@s tener padres más maduros… incluso se escucha el desafortunado término ‘embarazo geriátrico’ para clasificar a una embarazada de más de 35 años (por suerte este término está en desuso actualmente), pero ¿Y de los aspectos positivos?

Según nuestro estudio de tendencias, veíamos que la etapa 50+ es un momento vital caracterizado por la serenidad y autoconocimiento ambos rasgos muy beneficiosos para una madre de un niñ@ pequeñ@.  Generalmente es un momento de estabilidad personal y profesional fruto de una madurez personal pero también de haber vivido experiencias y proyectos personales vs una madre joven que generalmente ha sacrificado las fases de desarrollo personal y proyectos individuales.

Así lo han declarado públicamente estrellas como Mónica Bellucci que tuvo sus hijos con más de 40 años y ha dicho públicamente “Mi hija llegó en el momento perfecto para mí, he hecho tantas cosas en mi vida, he viajado a tantos sitios, pasado grandes momentos y cuando ella llegó estaba preparada para darle todo”.  Otras mamás famosas que han manifestado sentimientos parecidos han sido Eva Longoria, Halle Berry o de forma cómica Eva Mendes que dijo “Pensé que mi época de noches locas había terminado, ¡pero estoy teniendo las noches más locas de mi vida!”.  Estas celebrities, que se han visto muy criticadas por sus embarazos con más de 40 años, insisten en lo mismo; La serenidad y dedicación de una mamá autorrealizada es una gran ventaja.

La maternidad tardía es una realidad, causada por múltiples factores entre ellos la precariedad laboral, la situación económica, la conciliación, los recursos públicos… Muchas veces no es una elección personal sino fruto de las circunstancias y en muchas ocasiones requiriendo tratamientos médicos para conseguir ese deseado embarazo, pero el resultado es una mamá fuerte, serena, autorrealizada con mucho que dar a su hijo/a.  ¡Felicidades a todas esas mamás FAB*ulosas! (Fifty and Beyond*)

 

Autor (es)

  • Louise Morrisey