Un planeta deshabitado: El descenso de la población mundial

Resulta muy poco probable que la población mundial alcance un total de 11.200 millones de habitantes en el año 2100, tal y como predecía la ONU. En su lugar, se podría alcanzar un máximo de 9.000 millones y, seguidamente, esta cifra comenzaría a disminuir.

Un planeta deshabitado: El descenso de la población mundial

En contra de las advertencias sobre un posible crecimiento de la población mundial que arrasaría con los recursos del planeta, un nuevo libro de Ipsos escrito por

Darrell Bricker en colaboración con John Ibbiston, argumenta que el número de habitantes a nivel global comenzará a descender próximamente.

Históricamente, el despoblamiento ha sido el resultado de una catástrofe, como las edades de hielo, las plagas y el colapso de las civilizaciones. Sin embargo, sabemos que esta vez se deberá a la decisión deliberada de tener menos hijos por parte de los ciudadanos.

En gran parte de las zonas desarrolladas y en vías de desarrollo, este descenso de la población ya es una realidad debido a ciertas tendencias, como el crecimiento urbano, el empoderamiento de la mujer y el declive en el cumplimiento de las obligaciones religiosas.

Una población mundial más reducida traerá consigo una serie de beneficios, que incluyen los siguientes:

  • Un menor número de trabajadores ganarán sueldos más altos
  • Habrá buenos puestos de trabajo que impulsen la innovación
  • Se producirá una mejora en el medio ambiente
  • El riesgo de hambruna disminuirá
  • Las mujeres disfrutarán de una mayor riqueza y autonomía

Sin embargo, también se aproxima un periodo de graves perturbaciones, ya que el descenso de la población podría cambiar radicalmente el panorama social, político y económico.

Más información AQUí.