"Pedaleando" hacia la sostenibilidad: el 64% de la población mundial, a favor de priorizar las bicicletas

La bicicleta es el medio de transporte que cuenta con más respaldo por parte de la población: el 82% de la ciudadanía global, de media, tiene una opinión favorable sobre este medio de transporte. Existe un consenso global sobre el papel clave de la bici en la reducción de las emisiones de carbono (86%) y del tráfico (85%). El principal impedimento para usarla es la falta de seguridad: en España, un 60% de la población declara sentirse insegura circulando en bicicleta.


¿Es posible cuidar de la salud del planeta y de la de uno mismo al mismo tiempo? La respuesta es sí, y es tan sencillo como montar en bicicleta. Precisamente el próximo 3 de junio es la fecha elegida por la Asamblea de Naciones Unidas para conmemorar el Día Mundial de la Bicicleta con el objetivo de impulsar en todo el planeta el uso de este medio de transporte limpio, sostenible, económico y saludable. Y es que, aunque la bicicleta gana cada día más adeptos, todavía persisten algunos obstáculos que limitan su uso, como revela el estudio de Ipsos “El ciclismo en el mundo”.

Según esta encuesta, realizada en 28 países entre el 25 de marzo y el 8 de abril de 2022 a través plataforma Global Advisor de Ipsos, el 86% de la población mundial, de media, considera que la bicicleta tiene un papel clave a la hora de reducir las emisiones de carbono, y un 85%, de media, a la hora de regular el tráfico. La bicicleta es, además, el medio de transporte que cuenta con mayor respaldo por parte de la población: un 82% de la ciudadanía global, de media, tiene una opinión favorable sobre estos vehículos, por delante del automóvil (74%), las bicicletas eléctricas (73%), las motocicletas (59%) o los patinetes (53%). En España, el porcentaje de personas que ve con buenos ojos las bicicletas es inferior a la media global (74%), aun así también es el medio de transporte mejor visto. Le siguen las bicicletas eléctricas (71%), los automóviles (67%), las motocicletas (60%) y los patinetes (37%).

La seguridad, el principal obstáculo para usar más la bicicleta

A pesar de esta conciencia y apoyo generalizado, todavía persisten barreras que limitan el uso de la bicicleta en algunos países, relacionadas, fundamentalmente, con la seguridad vial. En este sentido, en la mayoría de los países encuestados (64%), una sólida mayoría de ciudadanos está a favor de dar prioridad a las bicicletas sobre los automóviles en los nuevos proyectos de infraestructuras urbanas.  

Por otro lado, el 64% de la ciudadanía mundial, de media, considera que los ciclistas no respetan las normas de circulación. En España, el porcentaje de población que comparte esta opinión es del 73%, siendo el segundo país europeo, solo por debajo de Italia (76%) y seguido de Francia (71%), que así lo cree. No sorprende, por lo tanto, que el 59% de la población mundial, de media, considere que los ciclistas son un peligro para los peatones, un 65% en España; y, un 55%, de media, que lo son también para los conductores, de nuevo un 65% en España, situándose así como el segundo país europeo tras Italia (68%), donde se percibe a las bicicletas como una amenaza para los conductores.

Pero tampoco los ciclistas se sienten seguros: la mitad de la población mundial (52%), de media, afirma que practicar ciclismo en su zona es demasiado peligroso. Fomentar la seguridad de los ciclistas, es, por lo tanto, clave para seguir impulsando esta práctica sostenible y saludable de manera segura.

De hecho, la encuesta revela que los países donde hay un mayor uso de la bicicleta son aquellos donde también su población se siente más segura sobre ella. Un ejemplo de ello son los Países Bajos que, con un 14% es el país del mundo con menos personas que se sienten inseguras sobre la bicicleta y, al mismo tiempo, el país en el que un mayor porcentaje de población (30%) declara utilizarla para ir a su trabajo o centro de estudios y para recorrer distancias cortas (45%). Por su parte, en España, el 60% siente que andar en bicicleta es demasiado peligroso en su zona y solo un 6% dice utilizar la bicicleta para desplazamientos cortos y un 8% para ir a su trabajo o lugar de estudios. La opción de transporte preferida para recorrer distancias cortas (2km) por la población española, en cambio, es caminar (55%), siendo el segundo país europeo que más practica esta actividad, solo por debajo de Gran Bretaña (65%), y situándose muy por encima de la media global (37%).

Practicar deporte es el principal motivo para utilizar la bicicleta

En cuanto a la frecuencia de uso, el 35% de la población mundial, de media, declara andar en bici al menos una vez a la semana, mientras que, en el lado contrario, un 28% dice no hacerlo nunca. La proporción de ciclistas no difiere mucho entre los principales grupos demográficos: la prevalencia de ciclistas semanales es sólo ligeramente superior entre los hombres más jóvenes, urbanos, más acomodados y con un alto nivel de estudios que entre los que no lo son. Sin embargo, hay un grupo que destaca: los directivos. De media, un 55% de este segmento de población monta en bicicleta al menos una vez a la semana, frente al 35% de todas las personas adultas.

Los motivos para animarse a subirse a la bicicleta son variados. Así, un 28% declara hacer uso de la bicicleta para practicar deporte, mientras que solo el 12% la utiliza para desplazarse.

Descargar

Más información acerca de Energía y Medio ambiente