Cómo mantenerse a flote durante la crisis del Covid

Cómo los consumidores y las marcas están sobreviviendo al "no normal"

Staying afloat during a crisis | IpsosAl final de 2019 Ipsos preguntó a la gente sobre su valoración del año y sus predicciones para 2020. Casi dos de cada tres (65%) dijeron que pensaban que 2019 fue un mal año para su país, pero tres de cada cuatro (75%) a nivel mundial eran optimistas respecto a que 2020 iba a ser un mejor año para ellos. Pocos habrían podido predecir que "confinamiento" y "cuarentena" se convertirían en parte de nuestro lenguaje cotidiano.

El dramático cambio en el comportamiento del consumidor que el coronavirus ha provocado en el año 2020 ha sido hipnotizador. En febrero, Ipsos comenzó a hacer un seguimiento del impacto de la pandemia en el comportamiento del consumidor, las actitudes y las perspectivas futuras. En agosto de 2020, nuestro rastreador se había ampliado para abarcar 16 países, y añadió un estudio etnográfico longitudinal a nivel mundial para dar una comprensión equilibrada del recorrido de la crisis. El COVID-19 es una crisis única no sólo por los problemas de salud que crea, sino también por los problemas financieros asociados. A los seis meses de la pandemia, una de cada dos personas en todo el mundo había sido afectada directamente por las consecuencia sanitarias y/o financieras que ha causado el coronavirus, o está preocupado por ellas. Sin embargo, hay variaciones entre los países, y en América Latina esta cifra se eleva a cuatro de cada cinco (80%).

También nos encontramos en medio de una creciente división sociopolítica en algunos países, y todo esto se desarrolla en el contexto de una crisis ambiental a largo plazo. En los 16 países que hemos estudiado, las preocupaciones se dividen entre el COVID-19/Salud (32%) y Economía/Finanzas (33%), siendo las cuestiones políticas/sociales y la desigualdad una parte significativa del panorama (22%). Pero, en algunos países - en particular, Alemania, los EE.UU., Sudáfrica y Francia - vemos que las cuestiones políticas y sociales asumen una importancia aún mayor.

En muchos sentidos, la combinación de las preocupaciones financieras y sanitarias se manifiesta como una "crisis de control", en la que la falta de empoderamiento individual va unida a la percepción de que las instituciones circundantes también están "fuera de control".

En este mundo de crisis cambiante, ¿cómo responden las marcas? Para saber más acerca de la opinión pública durante la pandemia y cómo las marcas pueden ayudar a los consumidores, hemos elaborado este paper "cómo mantenerse a flote durante una crisis: cómo los consumidores y las marcas están sobreviviendo a la nueva normalidad".