El acoso sexual, el principal problema al que se enfrentan las mujeres en España

“Casi 4 de cada 10 españoles (38%) señala el acoso sexual como el principal problema al que se enfrentan las mujeres en España” según el estudio internacional de IPSOS llevado a cabo para International Women’s Day “Percepciones erróneas de igualdad, y la necesidad del #PressforProgress” en 27 países de todo el mundo, que busca profundizar a nivel global en el grado de preocupación sobre determinados aspectos relacionados con la igualdad entre hombres y mujeres a nivel mundial.

El acoso sexual, el principal problema al que se enfrentan las mujeres en España

Los 5 principales problemas a los que se deben enfrentar las mujeres para la población española son: el acoso sexual (38%), la violencia sexual (34%), la violencia física (31%), la desigualdad salarial (20%) y la discriminación laboral (20%). Porcentajes señalados por igual por hombres y mujeres en España.

A nivel internacional, los principales problemas coinciden con los señalados por los españoles, salvo uno: el abuso doméstico, que ocupa el cuarto puesto con un 20%, por encima de la equiparación salarial. Los porcentajes son: acoso sexual (32%), violencia sexual (28%), violencia física (21%), abuso doméstico (20%) y la desigualdad salarial (19%).

Los más preocupados de Europa por el acoso y la violencia

Los datos del estudio internacional de IPSOS consolidan a los españoles como una de las poblaciones  más preocupadas de Europa por algunos de los problemas a los que las mujeres deben hacer frente en su día a día. Es el caso del acoso sexual, señalado por el 38% de la población, donde España ocupa el octavo puesto del ranking mundial, por encima del resto de europeos como  Francia (37%), Suecia (34%), Bélgica (31%), Italia (31%), Gran Bretaña (24%), Alemania (22%) o Polonia (18%).

El auge de la preocupación por el acoso sexual a nivel mundial va en línea con el auge del movimiento #MeToo. La solución al acoso sexual para los españoles es tajante y pasa por una política de tolerancia cero, señalada por el 81% de los encuestados, que lo consideran como algo esencial para poder lograr un cambio social en este ámbito. De hecho, sólo 2 de cada 10 españoles (22%) cree que la solución pasaría porque las mujeres dejasen clara su negativa y pidan a los hombres que paren.
También somos los europeos que más señalamos la violencia sexual (34%) como uno de los principales problemas al que se enfrentan las mujeres, frente al 29% de italianos, 28% de franceses, 25% de suecos, 23% de belgas, 21% de británicos o 19% de alemanes, y la violencia física (31%), 10 puntos por encima de franceses (21%) e italianos (21%), y más de 15 puntos respecto a belgas (14%), alemanes (13%), suecos (12%) y británicos (9%).

La desigualdad salarial, una asignatura pendiente

En lo que se refiere a la equiparación salarial, son nuestros vecinos europeos los que toman ventaja. De hecho, mientras que en España esta preocupación ocupa el quinto lugar, es el primero señalado en Suecia (36%), Alemania, (34%), Bélgica (32%) y Gran Bretaña (30%), y el segundo más votado por franceses (32%) y húngaros (24%).

Sólo los polacos (19%) y los italianos (18%) se sitúan por debajo de España en este aspecto.

Actitudes hacia la igualdad

España se consolida como el país del mundo donde su población cree que se ha hecho mucho en materia de la lucha por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, señalado por el 64% de los españoles, igualados en el ranking por India (64%), y casi 20 puntos por encima de italianos (46%), franceses (42%), belgas (42%), suecos (32%), alemanes (30%) y británicos (25%).

Ocupamos también los primeros puestos mundiales en aspectos relacionados con el compromiso social por la lucha de igualdad de género o la apuesta por el papel de la mujer en más puestos de responsabilidad.

Así, 8 de cada 10 españoles aseguran que alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres es una cuestión importante a nivel personal, ocupando el sexto lugar a nivel mundial, nuevamente por encima de  italianos (76%), alemanes (74%), franceses (70%), suecos (65%), belgas (64%) y británicos (64%). Y casi 7 de cada 10 españoles (67%) cree que hay acciones que personalmente pueden llevar a cabo para lograr ese objetivo de igualdad, dato que nos sitúa nuevamente en la sexta posición del ranking global.

Una de las soluciones más señaladas por los españoles para que las cosas funcionen mejor pasa porque más mujeres ocupen cargos de responsabilidad tanto en compañías como en cargos públicos, señalado por el 70% de la población. En este apartado, alcanzamos el tercer puesto en el pódium mundial.

Sin embargo, parece que todavía queda mucho por hacer, y aunque somos uno de los países más comprometidos, sólo el 45% de la población española cree que serán testigos de esa igualdad entre hombres y mujeres, y que se alcanzará a lo largo de su vida.

Apuesta por el Feminismo

La mayoría de los ciudadanos a nivel mundial se definen a sí mismos como feministas, entendiendo el término como aquellas personas que defienden y apoyan la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. En este apartado, el 66% de la población española se considera feminista, ocupando el séptimo puesto del ranking.

Sin embargo, cuando se omite en la pregunta la parte de la definición que apuesta por la igualdad de género, y sólo se les consulta si se consideran o no feministas, el porcentaje en España cae 21 puntos, hasta el 45%. Pese a esta considerable caída, ocupamos el cuarto lugar a nivel mundial.