Sólo el 38% de los españoles afirma ser feliz

La felicidad en España ha disminuido en 8 puntos respecto a 2019. Somos el país con el mayor porcentaje de población que afirma no ser feliz en absoluto, con un 13%. La salud física y mental se sitúa como la mayor fuente de felicidad para 6 de cada 10 españoles.

La felicidad es para la mayoría de las personas el fin último al que aspirar, el objetivo final que tienen todas las decisiones que se toman durante la vida. Sin embargo, citando al filósofo Nietzsche, ‘el destino de los hombres está hecho de momentos felices, toda la vida los tiene, pero no de épocas felices.’  

Sin embargo, y sin entrar en definiciones de qué es en sí la felicidad, muchos son los que se preguntan si realmente son felices, si lo son ahora más que otros años o cuáles son sus motivos para serlo. Estas son algunas de las preguntas que Ipsos ha planteado en su estudio Global Happiness 2020. Un estudio anual que este año adquiere aún más relevancia por el impacto de la pandemia del Covid-19 en todo el mundo. 

Entre los 27 países analizados, 6 de cada 10 encuestados se definen como ‘muy’ o ‘bastante’ felices, siendo China y los Países Bajos los países más felices (93% y 87% respectivamente) seguidos de Arabia Saudí (80%), Francia (78%) y Canadá (78%).  En el extremo opuesto encontramos a Perú como  el  país más infeliz del mundo, donde tan solo el 32% de su población afirma ser feliz. Le sigue Chile con un 35%, España (38%), Argentina (43%) y Hungría (45%). En el caso de España, además de ser el tercer país a nivel mundial más infeliz, es el país con mayor porcentaje de personas que declaran no ser felices en absoluto (13%), seguido de Argentina y Chile (12% cada uno).

La Felicidad: 2020 Vs 2019

En comparación con 2019 y a pesar del fuerte impacto del Covid-19 en todo el planeta, la felicidad a nivel mundial se ha mantenido casi sin cambios (63% en 2020 y 64% en 2019). Si lo analizamos por países vemos como en China, Rusia, Malasia y Argentina incluso ha aumentado en 5 puntos o más el porcentaje de personas que se declaran felices. Encontramos el efecto contrario en un total de 12 países, donde la felicidad ha disminuido en 5 puntos o más, destacando países como Perú, donde vemos el cambio más drástico (-26 puntos), seguido de Chile (-15 puntos), México (-13 puntos) e India (-11 puntos). En el caso de España, la felicidad ha disminuido de un año para otro en un total de 8 puntos. En 2019 un 46% de los españoles afirmaban ser felices, frente al 38% que mantiene esta afirmación en el 2020.

mapa de la felicidad_Ipsos

¿Qué nos hace felices en medio del Covid-19?

Los encuestados tuvieron que elegir entre 29 fuentes potenciales que le generan felicidad. Esas cinco fuentes son: la primera, la salud y el bienestar físico es la principal fuente de felicidad para el 55% de los encuestados. En el segundo puesto, con un 49% encontramos la relación con su cónyuge o pareja, a la misma altura que la felicidad que aportan los hijos (49%). Sentir que su vida tiene un sentido es la cuarta fuente de felicidad para el 48%; y por último, las condiciones de vida (agua, comida, vivienda...) lo es para el 45% . 

En el caso de España, las fuentes de finalidad prácticamente coinciden con las globales: para el 61% de los encuestados la principal fuente de felicidad también sería la salud física y mental, seguida de la relación con su pareja (53%), el sentir que su vida tiene sentido (51%), los hijos (49%) y por último, las condiciones de vida (47%). Por el contrario, las cosas que menos felices hacen a los españoles son la idea de mudarse a otro país (7%), el tiempo invertido en redes sociales (9%), el bienestar religioso o espiritual (14%) o el ser reconocido como una persona exitosa (24%). 

qué_nos_hace_felices

A nivel general, el estudio muestra que las principales fuentes de felicidad tienden a ser universales. En 14 de los 27 países estudiados, el top cinco de las fuentes de felicidad se encuentran entre las 10 principales fuentes a nivel global, poniendo así de manifiesto que la felicidad no entiende de culturas ni políticas.

 

 

Descargar