La era de la impunidad: ¿Una realidad?

Una encuesta llevada a cabo por Ipsos y el Policy Institute de King’s College London estudia el grado de importancia que conceden los ciudadanos de 24 países a los derechos humanos en comparación con otras cuestiones normativas sobre relaciones internacionales.

Autor (es)

  • Vicente Castellanos Director del área de Public Affairs
Get in touch

Casi 4 de cada 10 (38 %) creen que su país nunca debería violar el Derecho Internacional en materia de derechos humanos. Sin embargo, 1 de cada 5 (21 %) opina al mismo tiempo que su país sí debería ser capaz de infringir estas leyes en casos extremos. Otro 22 % de los encuestados considera que el Derecho Internacional es solo un aspecto más que hay que tener en cuenta, entre otros.

Por otro lado, la mitad de la población global (49 %) cree que los países deberían intervenir para poner fin a las guerras, aunque tienden a ser menos partidarios de esta idea cuando se trata de una intervención por parte de su país.

Mientras que Canadá, Gran Bretaña, Hungría y Suecia piensan que los derechos humanos deberían considerarse como un aspecto prioritario por parte de sus líderes políticos a la hora de establecer relaciones con otros países, solo Suecia considera que se lleva a cabo realmente en la práctica. El resto de países opina que son los beneficios económicos los factores prioritarios en la actualidad.

Según la opinión de la mayoría, Canadá se presenta como el país que más puede hacer uso de su influencia para hacer el bien en el mundo, mientras que 3 de cada 10 encuestados aproximadamente opinan que Irán, Arabia Saudí, Israel, Rusia y Estados Unidos tienen menos probabilidades que hace 10 años de utilizar su influencia para hacer el bien en el mundo. Por su parte, México, Rusia y Chile tienden a pensar que la influencia de Estados Unidos en la actualidad es menos positiva que en el pasado.

Autor (es)

  • Vicente Castellanos Director del área de Public Affairs