La población española teme que las nuevas variantes de Covid-19 retrasen la vuelta a la normalidad

España es, junto con Italia, el país europeo donde más preocupan las nuevas variantes, a pesar de tener la mejor tasa de vacunación del continente. El 82% de la población española teme que las nuevas variantes de Covid-19 retrasen la vuelta a la normalidad. De media, el 50% de la población mundial considera que la situación está fuera de control y el 71% cree que habrá otra ola de infecciones por Covid-19 en su país. En España, el grupo de edad de entre 5 y 11 años es el que concentra la mayor incidencia acumulada. Sin embargo, solo un 36% de la población española estaría dispuesta a vacunar a sus hijos frente al Covid-19.

La aparición de una nueva variante del coronavirus, conocida como ómicron, ha desatado la alerta mundial y preocupa a la comunidad científica por el alto número de mutaciones que presenta. La variante, identificada como B.1.1.529, se ha detectado en Sudáfrica, donde, según los datos de la última oleada del estudio Essentials de Ipsos, la tasa de vacunación frente al Covid-19 es del 26%, lo que lo convierte en el país con menor porcentaje de población vacunada entre los encuestados para este estudio

Aunque todavía es pronto para conocer su impacto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha determinado que se se trata de una “variante de riesgo”, de la que ya se han detectado casos en casi todas las provincias sudafricanas, Botsuana, China e Israel, y también en diversos países europeos. Ante esta situación, algunos países han comenzado a tomar medidas para evitar que ómicron se expanda en sus territorios.  Es el caso de España, donde el gobierno ha impuesto una cuarentena de diez días a los viajeros que vengan desde Botsuana, Eswatini, Lesotho, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue.

Ante este contexto, la preocupación por la incidencia del virus también aumenta entre la población. De hecho, los datos de la última ola de Essentials revelan que, de media, el 79% de la población mundial teme que las nuevas variantes de Covid-19 retrasen la vuelta a la normalidad. En España el porcentaje es ligeramente superior y es, junto con Italia, el país del continente donde más preocupan las potenciales consecuencias de nuevas variantes (ambos con un 82%).

Essentials_Ola de infecciones

Este mismo estudio revela que, de media, el 50% de la población mundial considera que la situación está fuera de control, y el 71% cree que habrá otra ola de infecciones por Covid-19 en su país. La preocupación ante esta posibilidad aumenta en Europa respecto al mes anterior, a excepción del Reino Unido, donde cae 7 puntos, hasta situarse en el 78%. Por su parte, la población española se muestra más optimista que la de los países de su entorno y presenta el porcentaje más bajo, un 65%.

La OMS apuesta por reforzar la vacunación para hacer frente a las variantes

En el fragor de la enorme inquietud ante la nueva variante sudafricana, las autoridades sanitarias destacan la urgencia de distribuir más dosis para evitar mutaciones peligrosas. De hecho, la variante delta, que también desató una alerta mundial, se detectó primero en la India, cuya tasa de vacunación completa también es aun relativamente baja, del 25%.

Por su parte, España, con un 80% de la ciudadanía completamente vacunada, es el país europeo con mayor porcentaje de población vacunada y el segundo a nivel mundial, después de China. Le sigue de cerca de Italia, con un 72%, y, ya a más distancia Francia, con un 68%, Reino Unido y Alemania, ambos con un 67%.

Essentials_Tasa de vacunación

Pero pesar de los buenos datos de vacunación de España, los casos de coronavirus continúan en aumento, aunque de manera más suave que en anteriores oleadas. El grupo de los menores de entre 5 y 11 años es el que concentra ahora la incidencia acumulada más alta, ya que son los únicos que no están vacunados. Aunque esto podría cambiar pronto, pues la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ya ha respaldado la vacunación con Pfizer para los menores de entre 5 y 11 años.

Sin embargo, solo el 39% de la población global, de media, declara estar dispuesta a vacunar a sus hijos en caso de que hubiese una vacuna disponible, cinco puntos menos respecto al mes anterior. España presenta un porcentaje ligeramente inferior, del 36%, pero con una caída brusca, de 14 puntos, respecto al mes de octubre, manteniéndose, sin embargo, como el país del europeo con mayor intención de vacunar a los más pequeños.

Essentials_Vacunación en niños

Sociedad