Las personas necesitan estrategias de apoyo al comportamiento para reanudar las actividades en medio del COVID-19

Es necesario que los gobiernos faciliten la reanudación del compromiso, protegiendo al mismo tiempo a la población de la infección.

Según la última encuesta de Ipsos, dos de cada cinco personas en 27 países se sienten cómodas para reanudar sus actividades normales en medio de la pandemia del coronavirus, pero los gobiernos deben comprender cómo facilitar el cambio de comportamiento necesario para volver a reactivarse. Los gobiernos de todo el mundo han sido muy eficaces a la hora de alentar a las personas a protegerse y mitigar los efectos del COVID-19, y un promedio de cuatro de cada cinco personas (82%) encuestadas dijeron que se sentían cómodas siguiendo las pautas de protección. Si bien esto ha sido esencial para prevenir la propagación del virus, el principal reto ahora que los países empiezan a flexibilizar las medidas de protección es cómo animar a las personas a reanudar sus actividades normales.

¿Qué puede impulsar el reencuentro?

Las características más importantes para conducir la comodidad hacia el reencuentro son:

  • Gestión de las expectativas de resultados (ayudar a las personas a considerar que el riesgo cuando están fuera de su casa es bajo)
  • Autoeficacia (ayudar a las personas a que se sientan seguras gestionando el riesgo)
  • Rutinas (ayudar a las personas a desarrollar nuevos patrones de comportamiento)

Si bien se ha comprobado que estos son conductores importantes, el nivel de acuerdo con estas características indica que los Gobiernos deben trabajar en el desarrollo de las mismas para conducir cómodamente hacia la reactivación:

Dimensiones clave para fomentar la reanudación del compromiso

% De acuerdo

Expectativas de resultados: La reanudación de las actividades normales después de la pandemia probablemente será segura

59%

Autoeficacia: Me siento confiado sobre cómo reanudar las actividades normales después de la pandemia

65%

Rutinas: Podré reanudar mis actividades normales después de la pandemia de la misma manera que antes.

63%

 

¿Qué impulsa la mitigación?

Si bien es necesario apoyar a las personas en su reincorporación a la economía, sigue siendo necesario seguir fomentando la adhesión a las directrices de protección. Esta es la otra cara del dilema de la decisión que requiere un enfoque diferente. Las dimensiones clave para apoyar esto son:

  • Emoción (sentirse feliz por seguir las directrices de protección)
  • Interiorización (tener la satisfacción personal de seguir las directrices en lugar de hacerlo simplemente porque se requiere)

El nivel de acuerdo con estas dimensiones indica que los Gobiernos deben trabajar para reforzar estos sentimientos:

Dimensiones clave para fomentar la mitigación

% De acuerdo

Me siento feliz de seguir estas pautas de protección

78%

Internalización: Me da satisfacción personal seguir estas pautas protectoras

80%

A fin de garantizar que las personas sigan cumpliendo las directrices, es necesario establecer estrategias de comportamiento que apoyen las emociones positivas, como el envío de correos electrónicos "bien hecho" a las personas que han estado confinados. Strong dijo que los Gobiernos también deben facilitar la motivación internalizada, como la introducción de grupos online que conecten a las personas con un perfil de riesgo similar para que puedan compartir estrategias de gestión del confinamiento, y esto difiere según el país. "Existe una amplia coherencia entre los países en cuanto a las medidas necesarias para que las personas se vuelvan a comprometer, pero hay algunas diferencias entre los países", dijo Strong "Por ejemplo, en Francia, el establecimiento de nuevas rutinas es fundamental, mientras que en Corea del Sur es más importante que el entorno físico se establezca de forma que facilite su comportamiento"

En general, los gobiernos tienen un difícil equilibrio entre la gestión de la necesidad de volver a comprometerse y la necesidad de proteger a la población. En el transcurso del COVID-19 ha quedado muy claro que cualquier actividad para fomentar la mitigación o la reincorporación requerirá una comprensión del comportamiento humano, y nuestro análisis muestra que lo que impulsa la comodidad con esos comportamientos difiere. Esto pone de relieve la importancia de utilizar la ciencia del comportamiento no sólo como un diagnóstico eficaz de la conducta, sino también para establecer un vínculo con las actividades de intervención para ayudar a avanzar hacia los resultados deseados.

Estos son los resultados de una encuesta de Ipsos realizada entre el 24 de abril y el 8 de mayo de 2020. Esta encuesta se realiza mensualmente en 27 países de todo el mundo a través del Panel Online de Ipsos. Los países encuestados son Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, Corea del Sur, España, EE.UU., Francia, Gran Bretaña, Hungría, India, Israel, Italia, Japón, Malasia, México, Países Bajos, Perú, Polonia, Rusia, Sudáfrica, Suecia y Turquía.

Descargar