Tendencias mundiales 2021: Réplicas y continuidad

La mayoría de las personas encuestadas, procedentes de 25 países, consideran que es más importante que las empresas luchen contra el cambio climático a que paguen la cantidad correcta de impuestos. Siete de cada diez personas de todo el mundo afirman que tienden a comprar marcas que reflejan sus valores personales y que los líderes empresariales tienen la responsabilidad de pronunciarse sobre cuestiones sociales. En todo el mundo, el acuerdo sobre la urgencia de hacer frente al cambio climático sigue aumentando, pero muchas otras actitudes sociales se mantienen estables, a pesar del COVID-19.

El Estudio de Tendencias Globales 2021 de Ipsos es la última entrega de la amplia serie de encuestas de Ipsos que busca entender cómo están cambiando los valores globales. La actualización de este año encuesta al público en 25 países de todo el mundo, desde países desarrollados como Estados Unidos, Reino Unido e Italia hasta mercados emergentes de Asia como China y Tailandia, además de abarcar por primera vez nuevos mercados importantes como Kenia y Nigeria.

La encuesta revela un mundo en el que las actitudes y los valores del público han cambiado menos de lo que cabría esperar bajo la presión de la pandemia. Los cambios que vemos en los datos tienden a ser impulsados por tendencias de larga duración en la opinión pública que son anteriores al COVID-19:

Cambio climático y medio ambiente

La preocupación por el clima fue el valor global más fuerte en la encuesta de Tendencias Globales 2019 y su posición se ha fortalecido con respecto a la pandemia. En los 25 mercados, casi dos tercios (63%) dicen que es más importante para ellos que las empresas hagan todo lo que puedan para reducir el daño al medio ambiente que el hecho de que las empresas paguen la cantidad correcta de impuestos, mientras que solo una cuarta parte dice que los impuestos son más importantes que el clima (27%).

Los mercados emergentes son los que más necesario consideran ocuparse del clima: más de ocho de cada diez colombianos (82%), así como una proporción similar de chinos y brasileños (78%), afirman que para ellos es más importante que las empresas den prioridad al medio ambiente. Por el contrario, la balanza está más equilibrada en Gran Bretaña y Dinamarca, donde cuatro de cada diez dicen que es más importante que las empresas paguen la cantidad correcta de impuestos, aunque también en estos países la mitad considera que el medio ambiente es prioridad.

Propósito de la marca

La importancia de que las marcas se alineen con los valores personales se ha acelerado durante la pandemia: este año, siete de cada diez en los 25 mercados están de acuerdo en que tienden a comprar marcas que reflejan sus valores personales (70%). Este vínculo es más fuerte en Nigeria (91%), China (86%), Kenia y Filipinas (ambos 85%), mientras que los mexicanos y los daneses son los menos propensos a estar de acuerdo (51% cada uno). Desde 2013, la importancia de que las marcas se asocien a los valores ha crecido en varios mercados clave, con aumentos de 17 puntos porcentuales en el acuerdo en Gran Bretaña y Francia, y un aumento de 16 puntos en Estados Unidos.

Del mismo modo, existe un gran interés en que los líderes empresariales se impliquen en cuestiones sociales, ya que más de ocho de cada diez personas en Nigeria, Filipinas, Singapur, India, Kenia y Sudáfrica están de acuerdo en que los líderes empresariales tienen la responsabilidad de hablar sobre los problemas sociales y políticos a los que se enfrenta su país. Incluso en Francia y Estados Unidos, donde el acuerdo es menor, algo más de la mitad está de acuerdo en que esto es deseable (51%).

Sin embargo, sigue habiendo fuertes tensiones en el interés público por que las empresas muestren un propósito social más amplio, ya que el 45% de la muestra en todos los países está de acuerdo en que "no me importa si una marca es ética o socialmente responsable, sólo quiero que hagan buenos productos", incluido el 47% de los estadounidenses y cuatro de cada diez alemanes y británicos (ambos con un 41%).

La fe en la ciencia

El aumento de la confianza en la ciencia es otra tendencia a largo plazo. Seis de cada diez personas de la muestra global están de acuerdo en que, con el tiempo, todas las afecciones médicas serán curables (60%), una cifra que ha ido en aumento desde el inicio de la serie Tendencias Mundiales en 2013 y que siguió creciendo durante la pandemia, ya que se desarrollaron vacunas en un tiempo récord.

El optimismo vuelve a ser mayor entre los habitantes de los mercados emergentes, ya que nueve de cada diez indonesios (90%) y más de ocho de cada diez tailandeses y filipinos (84% y 82%) están de acuerdo en que la ciencia vencerá todas las enfermedades. Los franceses son los menos convencidos de ello: casi la mitad está en desacuerdo (47%), frente a cuatro de cada diez que están de acuerdo (39%). Sin embargo, incluso en este caso hay un aumento de la positividad a largo plazo: en 2013, solo una cuarta parte estaba de acuerdo en que todas las enfermedades acabarán siendo curables.

Actitudes ante los datos y la tecnología

La opinión pública sigue estando firmemente en contra de las empresas de medios sociales: El 84% del público en todos los países está de acuerdo en que las empresas de medios sociales tienen demasiado poder. Aunque esta cifra ha aumentado un poco en casi todos los países entre 2019 y 2021, el aumento más notable se ha producido en China, donde la proporción que piensa que las empresas de medios sociales tienen demasiado poder ha pasado del 67% al 83%.

Sin embargo, las actitudes hacia los datos no se han vuelto más ansiosas durante este tiempo. Por el contrario, la encuesta ha registrado un aumento de la apatía e incluso de la apertura a la hora de compartir datos personales. Por ejemplo, la misma proporción que está preocupada por el poder de las redes sociales -el 84%- dice que es inevitable que todos perdamos algo de privacidad en el futuro debido al poder de las nuevas tecnologías. El acuerdo con esta afirmación ha aumentado en varios países desde 2013, incluyendo una subida de 12 puntos en Francia y aumentos de cerca de diez puntos en China (+9), Italia (+9), Canadá (+8) y Gran Bretaña (+7).

 


Ben Page, Director Ejecutivo de Ipsos:

A nivel mundial podemos ver que la preocupación por el cambio climático y las demandas de que las empresas den un paso adelante en general siguen creciendo, pero también que la pandemia no ha cambiado fundamentalmente los valores y las prioridades humanas. Se confirman las tendencias existentes, como el aumento de la apatía por la privacidad de los datos y la confianza en la ciencia. La nueva normalidad se parece más a la antigua normalidad de lo que cabía esperar el año pasado.


 

 

Descargar