Desciende el interés por la guerra en Ucrania

Aunque el interés de la población por estar al día del estado de la guerra sigue siendo alto, la frecuencia con la que siguen las noticias ha disminuido en los últimos meses, pasando de una frecuencia diaria a semanal.

A punto de cumplirse un año de la invasión rusa en Ucrania, el conflicto bélico continúa marcando la actualidad socioeconómica de Europa y el resto del mundo. El nuevo año no ha conseguido poner fin a la ofensiva y sus consecuencias, como la subida del precio del combustible o la inseguridad en el abastecimiento energético; pero, ¿ha cambiado la percepción de la población sobre este conflicto?
La Dirección General de Comunicación de la Comisión Europea encargó una encuesta a Ipsos para conocer, entre otras cosas, la opinión de la ciudadanía europea sobre la respuesta de la UE a la guerra en Ucrania, además de analizar la evolución del interés de la población sobre la misma. 

El interés por la guerra desciende, aunque no desaparece

Cerca de ocho de cada diez personas de los países miembros siguen las noticias relacionadas con la guerra en Ucrania al menos varias veces por semana. Sin embargo, la frecuencia con la que siguen estas noticias ha disminuido considerablemente en los últimos meses, pasando de una frecuencia diaria a semanal. Si en abril de 2022 el 41% seguía el estado de la guerra varias veces al día, actualmente ese dato ha descendido en 18 puntos, hasta el 23%, mientras que ha aumentado en 9 puntos la gente que sigue las noticias varias veces a la semana. No obstante, un 29% se informa una vez al día, una cifra que no ha cambiado respecto a hace nueves meses. En el caso de España la tendencia es casi idéntica, un 23% sigue la guerra una vez al día, lo que supone un descenso de 18 puntos también, mientras que ha crecido el porcentaje de personas que las siguen varias veces a la semana en 11 puntos (29%). Las personas que se informan una vez al día suponen un 31%, mismo dato que en abril del año pasado.

Ocurre lo mismo con las conversaciones en torno a la guerra y sus efectos, también ha descendido. Aunque algo más de un tercio (35%) de la ciudadanía de la UE habla del conflicto con sus amigos y familiares varias veces por semana, ha bajado el porcentaje de quienes lo hacen varias veces al día o a diario, en menos 13 y 7 puntos respectivamente. De nuevo una foto que se repite a nivel nacional, solo el 10% de la sociedad española lo hace varias veces al día, un descenso de 14 puntos frente a abril de 2022, mientras que el 39% trata el asunto varias veces por semana. 

La gente de España, satisfecha con su país en cuanto a la guerra se refiere 

La mayoría de la población española se muestra satisfecha con la reacción de su país ante la guerra en Ucrania (62%) frente a un 27% que se muestra insatisfecha. Datos en línea con la media europea, 59% satisfechos y 30% insatisfechos.
Polonia sería el país donde más satisfechos se muestran con la respuesta de su país, con un 83% y en el extremo opuesto encontramos a Eslovaquia, donde solo un 33% de su ciudadanía se muestra cómoda. En general, en comparación con los resultados de abril de 2022, los porcentajes han disminuido de forma generalizada en casi todos los países.

Otro de los aspectos que se analiza en esta encuesta es la satisfacción sobre la toma de decisiones gubernamentales. En este sentido, la satisfacción general de la ciudadanía europea se mantiene sin apenas variaciones. Aproximadamente uno de cada dos se declara satisfecho con la reacción de la UE ante la guerra de Ucrania, oscilando entre el 28% en Grecia, el 46% en España y el 67% en Dinamarca. 

Apoyo mayoritario a las medidas económicas y humanitarias adoptadas por Europa 

En cuanto a las medidas tomadas para ayudar a la población ucraniana, nueve de cada diez personas en Europa y en España aprueban la prestación de ayuda humanitaria a las personas afectadas por la guerra. Del mismo modo, un 85% apoya la acogida en la UE de las personas que huyen de la guerra donde, aunque la aprobación general de esta medida ha disminuido en siete puntos desde el último análisis, en toda Europa.

Un 59% de los europeos aprueba la financiación de la compra y el suministro de equipos militares a Ucrania, un dato prácticamente similar para España (58%). Además, el 70% de la gente europea aprueba el apoyo económico general a Ucrania. El nivel de aprobación a esta medida es superior al 50% en la mayoría de los Estados miembros con excepciones en Hungría (49%), Bulgaria (46%) y Eslovaquia (45%).

En la línea de lo económico, cerca del 70% de la población europea y un 73% de la española aprueba las sanciones económicas contra el Gobierno, las empresas y los particulares rusos. Solo en cinco países, menos de la mitad apoyan este tipo de sanciones: Hungría (47%), Bulgaria y Eslovaquia (43%), Grecia (38%) y Chipre (37%). 

¿Ha reforzado la guerra el sentimiento de unidad en Europa?

A la hora de evaluar si esta crisis bélica ha reforzado los lazos entre los países miembros, cuatro de cada diez ciudadanos europeos (41%) creen que sí lo ha hecho. Por el contrario, una de cada tres personas (32%) europeas piensa que ha tenido un efecto debilitador. En España el porcentaje de gente que piensa que ha servido para reforzar la UE es 4 puntos superior (45%), mientras que un 30% declara que ha provocado todo lo contrario. 

La mayoría de los encuestados en Europa (55%) está de acuerdo en que, en general, existe solidaridad entre los Estados miembros en la Unión Europea. Los mayores porcentajes de acuerdo con esta afirmación se observan en Finlandia (74%) y Portugal (79%) y algo por debajo en España con un 63%. Los países que menos confían en la solidaridad europea son Grecia (34%) y Chipre (27%). 
 

Sociedad