España, el país desarrollado que más confía en la influencia positiva de China

El 52% de los encuestados a nivel mundial opina que Estados Unidos tendrá una influencia positiva a nivel mundial, un 2% más que en 2018, pero un 13% menos que en 2015. Solo un 29% de los españoles estaría de acuerdo con que nuestro sistema político y económico se pareciera más al de Estados Unidos

La actual guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo está teniendo un impacto en la forma en la que la gente valora la influencia que Estados Unidos y China tienen en los asuntos mundiales. Una nueva encuesta de Ipsos Global Advisor, con la participación de más de 18.500 personas en 28 países y realizada en nombre del Foro Internacional de Seguridad de Halifax, revela que algo más de la mitad de los encuestados (52%) piensa que Estados Unidos tendrá una influencia positiva a nivel global en la próxima década. Esto supone un aumento de un 2% en comparación al pasado año, pero un descenso del 13% si se compara con 2015. 

Del mismo modo, más de la mitad de los encuestados opina que China tendrá una influencia positiva en los próximos 10 años, algo que se mantiene sin cambios en comparación al año pasado y a 2015. 

Darrell Bricker, director ejecutivo de Ipsos Public Affairs, afirma que “los resultados muestran que el mundo está dividido en cuanto al papel de las superpotencias” y resalta cuánto importa en esto el liderazgo. “Es innegable que el controvertido liderazgo del presidente Trump ha afectado a la posición de Estados Unidos en el mundo”, afirma Bricker. 

Alianzas globales

India (85%), Brasil (79%), Estados Unidos (78%), Perú (77%) y Polonia (71%) son los cinco países donde sus habitantes consideran en mayor medida que Estados Unidos tendrá una influencia positiva en el mundo. Los españoles se sitúan lejos de estos datos, siendo solo el 44% los que creen en los beneficios de esta influencia. 

En el caso de China, las personas de México (82%), Rusia (82%), Perú (81%), Arabia Saudí (78%) y Brasil (76%) se inclinan más por pensar que el gigante asiático tendrá una influencia global positiva, algo que en España piensa un 52%, 8 puntos más que sobre la influencia de Estados Unidos.

Cabe destacar que los ciudadanos que pertenecen a los países con mercados emergentes son más propensos a pensar que las economías más más grandes tendrán una influencia positiva en los asuntos globales. A parte de Estados Unidos, Japón es el país desarrollado que ocupa el puesto más alto (12º) en cuanto a la influencia positiva de Estados Unidos, mientras que España es el país desarrollado que ocupa el puesto más alto (13º) en cuanto a la de China. 

Bricker afirma que “Los estadounidenses no están seguros de la posición que su país ocupa en el mundo actual y el papel que en este sentir han desempeñado las políticas comerciales de la administración de Trump es significativo”. El deseo de los estadounidenses por desempeñar un papel de liderazgo en el mundo sigue existiendo y no ha disminuido’, comenta Bricker. ‘Depende claramente de sus líderes representar esto ante el mundo’. China, mientras tanto, era la nación número uno de 27 países donde las personas donde las personas se sentían más identificadas con su sistema político’

How much influence do U.S. and China wield? | Alliances | Economy | Public opinion | Ipsos

La importancia del comercio

Más allá de la influencia política, el comercio a nivel mundial nunca ha estado tanto en el punto de mira como en la actualidad debido al temor de las consecuencias de una guerra comercial y la problemática de los aranceles que ocupan constantemente los titulares de todos los medios.

Más de cuatro de cada cinco personas en el mundo (81%) creen que el libre comercio es beneficioso para su economía, un punto más que el año pasado. 

Los tres países que más están de acuerdo con esto son México (93%), China (92%) y Gran Bretaña (91%). Los dos primeros se encuentran negociando acuerdos comerciales con Estados Unidos, mientras que el tercero está gestionando su salida de la Unión Europea. Por su parte, España se sitúa casi al final de la lista con un 75%."Incluso las poblaciones que tienen disputas sobre cuestiones comerciales específicas siguen apoyando el concepto de un comercio más libre en general", afirma Bricker. "Para la mayoría de los ciudadanos del mundo, tener un comercio más libre se percibe como algo mejor que uno con más restricciones” 

En general, casi tres de cada cinco personas (58%) piensan que el sistema político ha sido corrompido por un grupo de élite corrupto, obsoleto e incapaz de reformarse, siendo este sentimiento más arraigado en Sudamérica. Al esperar más de sus sistemas políticos y económicos, estos son los países donde la mayoría de la gente quisiera emular a las mayores superpotencias mundiales: India (74%), Arabia Saudí (70%), Brasil (68%), Polonia (64%), mientras que en España solo se muestra a favor el 29%. Por otro lado, Perú (70%), México (66%),  Colombia (61%), y en el caso de España 24%, se sitúan como los países donde la mayoría preferiría parecerse al modelo político y económico de China.

En términos de cuánta gente quiere que sus países se involucren en los asuntos mundiales, casi cuatro de cada cinco personas (79%) afirmaron que su país debería trabajar con otras naciones para alcanzar objetivos mundiales, incluso si su país no siempre obtiene lo que quiere.  En comparación, menos de tres de cada cuatro personas (73%) dijeron que su país necesita enfocarse menos en el mundo y más casa nivel local, dadas la difícil situación económica.