Rompiendo con los estereotipos: el impulso de la imagen de la mujer en los medios publicitarios de los mercados en desarrollo

Sin duda, los estereotipos no dejan de ser una realidad en nuestra sociedad. Sin embargo, con el paso del tiempo hemos presenciado cómo incluso «la ficción puede llegar a ser un reflejo de la realidad».

Rompiendo con los estereotipos: el impulso de la imagen de la mujer en los medios publicitarios de los mercados en desarrollo

Debido al papel que tienen las mujeres a la hora de decidir las marcas de productos que se utilizan a diario en el hogar, estas suelen ser las principales protagonistas de multitud de anuncios publicitarios. Tradicionalmente, en muchos mercados en desarrollo se utilizaban con frecuencia diferentes estereotipos para representar el papel que desempeñaba la mujer. La mayoría de anuncios se centraban en las actividades que las mujeres llevaban a cabo en el hogar para hacer feliz a la familia, por lo que se reflejaba una imagen de dependencia y de incapacidad para tomar decisiones importantes. Durante mi juventud, cuando la televisión era el medio de comunicación predominante, en todas las pausas publicitarias aparecían mujeres haciendo la colada u otro tipo de tareas domésticas dirigidas a garantizar el bienestar familiar. Por ejemplo, Nirma, una marca de detergente de la India, ilustró la importancia de llevar ropa limpia para que los miembros de la familia destacaran sobre los demás.

 

Afortunadamente, ya han transcurrido algunas décadas, por lo que los estereotipos de entonces se están quedando en un segundo plano para dar paso a nuevas formas de enfocar los anuncios publicitarios de los mercados en desarrollo. En el caso de la marca Ariel, iniciaron una campaña con el título «¿Acaso la colada es solo cosa de mujeres?», que cuestionaba el estereotipo que ha predominado en el mundo durante siglos. Seguidamente, pusieron en marcha otra campaña denominada «Apostemos por una carga compartida», galardonada con el premio Cannes Lions, que no solo benefició a la marca en sí, sino que estimuló una forma diferente de pensar en la sociedad.