Menos consumidores dicen haber cambiado su comportamiento debido a la preocupación por el clima que antes de la pandemia

Los comportamientos en el hogar encabezan la lista de acciones conscientes del clima que se adoptan con más frecuencia: reciclar/compostar, ahorrar energía, ahorrar agua y evitar el desperdicio de alimentos.

De media, en los 29 países encuestados por Ipsos en septiembre y octubre de 2021, más de la mitad (56%) afirma haber modificado su comportamiento de consumo por la preocupación por el cambio climático en los últimos años. Esta cifra es inferior a la media del 69% de enero de 2020, cuando se formuló una pregunta idéntica en todos los 29 países menos en dos.

La proporción de quienes afirman que, en los últimos años, han realizado cambios en los productos y servicios que compran o utilizan, específicamente por la preocupación por el cambio climático, ha disminuido en todos los países incluidos en ambos estudios. Esto sugiere que, a medida que los consumidores de todo el mundo tuvieron que cambiar sus hábitos cotidianos para protegerse a sí mismos y a los demás del coronavirus, se preocuparon menos por el impacto medioambiental de su comportamiento. Por término medio, menos de uno de cada cinco (17%) dice ahora que ha hecho muchos cambios, dos de cada cinco (39%) algunos cambios y tres de cada diez (31%) ningún cambio.

La encuesta más reciente se llevó a cabo a finales de septiembre y principios de octubre de 2021 entre más de 23.000 adultos en la plataforma online Global Advisor de Ipsos.

Los países en los que es más probable que los consumidores declaren haber adaptado su comportamiento para contrarrestar el cambio climático se mantienen sin cambios respecto al año pasado. Sin embargo, incluso en estas naciones, la proporción ha disminuido significativamente. Entre ellos se encuentran la India (76%, 12 puntos porcentuales menos), México (74%, -12 puntos), Chile (73%, -13 puntos) y China (72%, -13 puntos).

Los países en los que los consumidores son menos propensos a decir que han modificado su comportamiento debido a la preocupación por el clima son Japón (22%, -9pts), Rusia (40%, -12pts), Estados Unidos (41%, -15pts) y los Países Bajos (41%, -16pts).

Los países que experimentan el mayor descenso desde el año pasado en su porcentaje de consumidores concienciados con el medio ambiente son Malasia (62%, -23pts), España (53%, -23pts), Polonia (49%, -23pts) y Francia (52%, -21pts).

A nivel mundial, las acciones individuales más comunes para contrarrestar el cambio climático son el reciclaje o el compostaje (citadas por una media del 46% entre todos los adultos de los 29 países encuestados), el ahorro general de energía en casa (43%), evitar tirar comida (41%) y ahorrar agua en casa (41%).

En general, las mujeres son más propensas que los hombres a declarar que cambian su comportamiento por la preocupación por el clima, especialmente en lo que se refiere a evitar tirar comida (46% frente al 36%, respectivamente, de media en todos los países), ahorrar agua en casa (46% frente al 36%), comprar menos cosas nuevas (36% frente al 26%) y evitar productos que tengan muchos envases (33% frente al 25%).

Entre los países en los que es más probable que los consumidores declaren que reciclan o hacen compost con más frecuencia de lo que solían, específicamente por la preocupación por el cambio climático, se encuentran Bélgica (65%), Canadá (64%), Suecia (60%), Colombia (60%) y Hungría (60%). Por el contrario, entre los países en los que los consumidores son más propensos a afirmar que no han cambiado su forma de reciclar o compostar se encuentran Japón (33%), Estados Unidos (32%) y Alemania (24%).

Para saber si los consumidores se sienten más o menos comprometidos con la lucha contra el cambio climático que otras personas de su comunidad, también se preguntó a los encuestados sobre los cambios que sus vecinos pueden haber realizado por su preocupación por el cambio climático. En promedio global, tres de cada diez (30%) dicen que sus vecinos han hecho al menos algunos cambios, un tercio (34%) dice que sus vecinos no han hecho ningún cambio, y cerca de dos de cada cinco (37%) declaran no estar seguros.

Los resultados sugieren que los consumidores latinoamericanos tienden a pensar que los demás están menos comprometidos que ellos en la lucha contra el cambio climático. El porcentaje de consumidores que dicen que sus vecinos no han hecho ningún cambio es mayor que el porcentaje que dice que ellos personalmente no lo han hecho en más de 15 puntos porcentuales en México (42% frente al 18%), Chile (41% frente al 19%), Colombia (40% frente al 19%), Argentina (462% frente al 25%) y Perú (37% frente al 21%). Lo mismo ocurre en Hungría (43% frente al 27%).

En otras partes del mundo, los que dicen que no han hecho ningún cambio superan a los que dicen que sus vecinos no lo han hecho, sobre todo en Noruega (50% frente al 31%), Australia (36% frente al 24%), Arabia Saudí (29% frente al 19%), España (31% frente al 24%) y Estados Unidos (36% frente al 43%). Sin embargo, en cada uno de estos países, grandes proporciones de personas dicen no estar seguras de que sus vecinos hayan cambiado su comportamiento por la preocupación del cambio climático.

 

Lee el artículo

 
Descargar

Sociedad