España, el país del mundo donde más crece la preocupación por la salud mental

Desde 2020 la preocupación por la salud mental en España ha aumentado en 19 puntos, situándolo como el mayor incremento mundial en este sentido. Así, el 35% de la población considera la salud mental uno de los principales problemas sanitarios en su país. 7 de cada 10 afirman que piensan con frecuencia en su salud física, mientras que solo la mitad piensa en su salud mental y un 41% dice que nunca o casi nunca lo hace. Las generaciones más jóvenes se preocupan más por su bienestar mental que los mayores, especialmente frente a los mayores de 50 años. Existe un consenso global en pensar que los sistemas sanitarios le dan más importancia a los problemas de salud físicos que los mentales, aunque en España existe un alto porcentaje de población (40%) que declara que se tratan al mismo nivel.

Mens sana in corpore sano, el popular dicho hoy en día es un objetivo que a mucha gente le cuesta alcanzar, y algo que se ha puesto todavía más difícil tras sufrir la mayor pandemia del último siglo. La salud mental ha ocupado numerosos titulares en los últimos meses, desde el ámbito del deporte, con casos como los de Simon Biles en los pasados Juegos Olímpicos, o desde el ámbito político, donde la salud mental ha protagonizado sesiones en el Congreso de los Diputados. Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra este domingo 10 de octubre, Ipsos ha realizado como cada año, un estudio para conocer la opinión pública en 30 países sobre un tema que la pandemia ha puesto de relieve y en el lugar que se merece.

De media, a nivel global, el estudio revela que la salud mental ha aumentado en 5 puntos respecto a 2020 hasta considerarlo uno de los mayores problemas de salud a los que se enfrenta la población de su país en la actualidad, así lo considera el 31% de las personas entrevistadas. En este sentido, se sitúa en el tercer puesto, por detrás del cáncer (34%) y la Covid-19 (70%), que ocupa la primera posición.

A nivel global, destacar que España experimenta la mayor subida respecto a 2020, donde el 35% de la población considera que la salud mental es el mayor problema sanitario a los que se enfrenta su país, lo que supone un incremento de 19 puntos respecto al año pasado. Esto coloca a España como el tercer país europeo más preocupado por el bienestar mental, por detrás de Reino Unido (40%) y de Bélgica, donde sube hasta un 63%

¿Le damos la misma importancia a la salud mental que a la física?

De media global, ocho de cada diez (79%) personas encuestadas exponen que su salud mental y física tienen la misma importancia, un porcentaje muy similar al de España (78%). A nivel europeo, Hungría lidera la clasificación con un 90%, seguido por Alemania (84%), Bélgica (83%), Italia (81%), Países Bajos (81%), Polonia (81%) y Reino Unido (79%).

Cuando se les pregunta con cuánta frecuencia piensan es su bienestar físico y mental la foto cambia bastante, 28 de los 30 países analizados declaran pensar más sobre su bienestar físico que sobre el mental. Un 68% de media global afirma que piensa a menudo en su salud física frente a un 53% que dice hacerlo respecto a su salud mental. En España la tendencia es muy similar a la global, 69% versus 51%, posicionándose así entre los tres países europeos que más piensan en su bienestar mental, solo por detrás de Reino Unido (54%) y Polonia (52%) y al mismo nivel que países como Hungría, Italia y Bélgica.

Por sexo, de media global, se observa como las mujeres (58%) piensan más sobre su bienestar mental que los hombres (48%); y por franja de edad, los menores de 35 años piensan más (61%) que las generaciones de mayor edad, especialmente en comparación con los mayores de 50 años (42%)

¿Con qué frecuencia piensas en tu bienestar mental?
Según Vicente Castellanos, Director de Opinión Pública y Estudios Políticos de Ipsos en España, “la salud mental es socialmente un tema tabú y existe un gran estigma entorno a la enfermedad mental, si bien la opinión que refleja esta encuesta, apunta a que las generaciones más jóvenes no sólo están más preocupadas por su salud mental sino que también nos hablan con mayor naturalidad sobre este asunto. Esto indica que la salud psicológica será cada vez más importante para garantizar nuestro bienestar y estará más frecuentemente en la agenda pública”.

 

Y los sistemas de salud, ¿le dan la misma importancia a la salud física que a la mental?

A pesar del acuerdo generalizado de que la salud mental y la física tienen la misma importancia, parte de la población detecta que los sistemas sanitarios de su país no las tratan por igual, sólo un 35% piensa que ambos ámbitos están en igualdad de condiciones, un 42% afirma que se le da más importancia a la salud física y sólo un 9% piensa que se le da más relevancia a la mental. Esta tendencia es común en la mayoría de los países analizados, en Europa está más marcada en países como Reino Unido donde 6 de cada 10 personas piensan que su sistema sanitario prioriza la salud física, seguido de Suecia (54%) y Países Bajos (52%).

Por su parte, España se encuentra dividido, un 40% de la ciudadanía piensa que tanto los problemas físicos como los mentales reciben una atención médica equitativa; y otro 40% cree que los problemas físicos reciben mejores cuidados. Se sitúa, así como el segundo país europeo que más opina que a ambas se le da el mismo peso, sólo por detrás de Italia (43%), y repite puesto mostrando el segundo mayor porcentaje (12%) de población que declara que se tratan mejor las enfermedades psíquicas, solamente superado por Suiza (13%).

Descargar

Más información acerca de Salud